Ray-Ban Wayfarer RAYBAN

Ray-Ban Wayfarer, las gafas más vendidas del mundo

Este modelo del fabricante norteamericano Ray-Ban supuso todo un cambio de paradigma en el diseño de gafas de sol, al ser las primeras en prescindir de las monturas metálicas. Comenzó a fabricarse en 1953 y se popularizó durante la siguiente década, entre otras cosas, gracias a que el icono del pop, Michael Jackson, las utilizaba a menudo. Las Wayfares son las gafas más vendidas e imitadas de la historia, y todo un símbolo del siglo XX.

¿Quién no recuerda a Holly Golightly (Audrey Hepburn) luciendo unas Ray-Ban Wayfarer unas Oliver Goldsmith en desayuno con diamantes? La película rodada en 1961 supuso otro espaldarazo a este modelo de Ray-Ban, asociándolas con el glamour y la industria del cine.

Audrey Hepburn luciendo Ray Ban WayFarer en Desayuno con diamantes 1961
Audrey Hepburn luciendo Ray Ban WayFarer en Desayuno con diamantes 1961

Las Wayfarer se concibieron, al igual que las clásicas de montura metálica, como gafas para aviadores y supusieron la transición hacia las actuales gafas de sol de pasta. El diseño estaba enfocado al público masculino, pero en seguida se popularizaron entre las mujeres, gracias a que actrices como Kin Novak o Marilyn Monroe fueron fotografiadas luciendo unas Wayfarer.

Su estrella comenzó, sin embargo, a menguar durante los años 70 del pasado siglo. La ventas empezaron a caer, pero no fue sino un intermedio en la historia de la Wayfarer. La estrategia de la compañia fue una inteligente campaña de product placement en algunas producciones cinematográficas de Hollywood, que surtió su efecto relanzando este emblemático modelo. Las Wayfarer son las gafas de los Blue Brothers, del Tom Cruise de Risky Business y de Hanibal Lecter en El silencio de los corderos.

Tom Cruise en Risky Business luciendo unas Rayban Wayfarer
Tom Cruise en Risky Business luciendo unas Rayban Wayfarer

El modelo de Ray-Ban, que ha sufrido modificaciones en su diseño original a lo largo de los años, continua a la venta convirtiendose en una apuesta segura a la hora de elegir unas gafas de sol. Sin duda las Wayfarer son un modelo incombustible, sinónimo de cine y rock&roll.