gafas-de-sol-de-madera-root-tarifa2

Gafas de sol de madera

Las gafas de sol de madera han llegado para quedarse. Gracias a su apariencia juvenil, su aire fresco y, sobre todo, su ligereza, han logrado hacerse un hueco en el cada vez más complejo mercado de las gafas de sol.

Las gafas de sol de madera suelen estar hechas de tipos muy diferentes como el palisandro, el zebrano, el ébano, el bambú, el nogal, el mongoy…, y también maderas tropicales como el zebrano o la bubinga, e incluso algunas son recicladas. Muchas de las marcas que fabrican gafas de sol de madera lo hacen de forma artesanal, no mecánica, para así dar una forma personalizada y un diseño único a la gafa.

La proliferación de este tipo de gafas se ha producido principalmente por dos razones. La primera de ellas es que la mayoría de los fabricantes de gafas de sol de madera no utilizan productos agresivos para el Medio Ambiente y se rigen por políticas de sostenibilidad, para hacer un producto lo más ecológico posible. Véase por ejemplo las gafas de la marca Root Tarifa, que están hechas de madera natural y se presentan en un estuche de cartón reciclado y con funda de yute ecológica.

gafas-de-sol-de-madera-root-tarifa

La otra razón es que, con este tipo de producción manual, se consiguen gafas únicas y personalizadas, que es lo que el consumidor está demandando. Cada pieza es exclusiva, casi como una obra de arte. Así, algunas marcas ofrecen la posibilidad de elegir las patillas, el color de los cristales o incluso el tipo de madera. Pero en definitiva, de lo que se trata es de conseguir un complemento de moda único, con personalidad propia y totalmente adaptado a los gustos y a la personalidad del cliente.

Con este tipo de producto se da respuesta a la demanda de los consumidores. El cliente, ante la enorme saturación de artículos en el mercado, lo que busca, cada día más, son productos únicos, originales y que nadie más, excepto él o ella lleve. La idea de exclusividad es básica para los clientes de un poder adquisitivo medio-alto, porque buscan que su ropa y sus complementos sean una prolongación de ellos mismos, es decir, un signo más de su personalidad y de su estilo. Al igual que cada uno de nosotros somos únicos e intentamos, en la mayoría de los casos, no parecernos a los demás, lo mismo nos ocurre con la ropa, los complementos y casi todas nuestras adquisiciones. Buscamos la exclusividad, lo que los angloparlantes llaman uniqueness, porque es lo que verdaderamente nos da valor y nos distingue del resto.